12 de Julio, 2017
La Morena del Parque del Este inmortalizada hoy está en el Muci

Caracas, 7 de julio de 2017, (Prensa FMN).- El Museo de Ciencias  destaca en julio el  espécimen Águila arpía, (Harpia harpyja) taxidermia que forma parte de la extensa y muy diversa colección de ejemplares y piezas que se muestra en la exposición del 140 aniversario del Museo de Ciencias de la Fundación Museos Nacionales Aspice et disce: del coleccionismo ilustrado al científico.

Explica el equipo de investigadores del Museo de Ciencias de la Fundación Museos Nacionales que se escogió esta especie porque representa de manera exitosa la técnica de conservación en montaje artístico, taxidermia, que facilita la divulgación de información científica a la vez que preserva material que podría usarse en investigación con ADN.

Reseñan también que esta ave rapaz pasó parte de su vida restringida en un cautiverio ilegal, fue rescatada por funcionarios del Instituto Nacional de Parques y llevada a un hábitat más propicio en el Parque Generalísimo Francisco de Miranda.

El pulmón vegetal capitalino fue durante 40 años el hogar de ese ejemplar cuyo hábitat pudo ser la selva lluviosa, su belleza y majestuosidad pudieron ser admiradas por caraqueños y visitantes, además de observar y conocer aspectos del comportamiento y características del ave, a la que pusieron por nombre “Morena”.

Luego de su muerte el 4 de marzo del 2015, el cuerpo de Morena fue donado a la Fundación Museos Nacionales, FMN del Ministerio del Poder Popular para la Cultura el 29 de mayo del mismo año y trasladada al taller de taxidermia, de donde salió directamente a ser exhibido en agosto de 2015.

El ave fue inmortalizada en una pose natural de la especie, con alas desplegadas a medias y de pie sobre la rama de un árbol. La pieza de taxidermia tiene medidas de un metro de alto por 47cm ancho. Cuando visiten el Museo de Ciencias, al subir cualquiera de las dos escaleras, podrás encontrar este imponente ejemplar y admirar el trabajo de conservación.

El águila arpía (Harpia harpyja) se puede encontrar en todo el continente americano, desde el sur de México hasta el noreste de Argentina. Específicamente en Venezuela, habita en la cordillera de la costa, cuyas poblaciones están en detrimento. En la región del sur del Orinoco, con poblaciones en mejores condiciones por estar el hábitat menos perturbado. En Venezuela se declaró la especie en peligro de extinción desde 1996. FIN Jennifer Barazarte.